El consultorio médico, más cerca

Se acaban de sacar a licitación pública, por parte del Ayuntamiento de València, las obras de reforma del local para albergar el consultorio auxiliar de El Perellonet.

 

Una noticia excelente, que celebramos con cierta prudencia, y que es casi el final del trayecto de la lucha que comenzó esta Asociación de vecinos años atrás. La materialización de esta importantísima reivindicación se licita por un montante algo superior a los 110.000€, lo que debería dotar a nuestro pueblo de unas instalaciones que reúnan las condiciones que el local actual no reúne, ni para los usuarios ni para los profesionales que nos asisten.

 

Sin ánimo de celebrar nada antes de tiempo, los vecinos de El Perellonet nos sentimos reconfortados al saber que nuestras reivindicaciones van por buen camino, que las movilizaciones vecinales, manifestaciones, pancartas, reuniones, recogida de firmas y la insistente presión sobre los responsables políticos y funcionariales al final, dan sus frutos. Ni tan siquiera la pandemia nos ha hecho retroceder en esta lucha. Con mascarillas, con distancia, con cuidado y respetando las normas sanitarias, pero sin perder la sed de justicia social y la visión de un Consultorio en condiciones para todos. 

 

En el camino han surgido dificultades, a veces desesperanzadoras, pero la Asociación de Vecinos de El Perellonet ha mantenido siempre una línea de trabajo contínua, con el apoyo de todos los vecinos y la inestimable ayuda del Alcalde Pedáneo Luís Zorrilla. Este es el resultado de la unión de los vecinos en nuestras reivindicaciones, la consecución de los objetivos que nosotros mismos nos marcamos para convertir nuestro pueblo en un lugar mejor, para subsanar las deficiencias que encontramos en nuestro maravilloso entorno y en los servicios que percibimos como ciudadanos de València.

 

La licitación de las obras debería ser el último paso antes de que veamos concluido todo el proceso y podamos disfrutar de un Consultorio en condiciones, no obstante, seremos prudentes y permaneceremos expectantes hasta la colocación del primer ladrillo.

Deja tu comentario